Beyond Line
Estás leyendo

Carreras de montaña: un regreso a nuestro origen

3
beyond-line-correr-en-las-montañas
Brain Fruit, It's Wellness, Número 6

Carreras de montaña: un regreso a nuestro origen

Correr en la montaña es una actividad que te cambia la vida totalmente, desde tu percepción del mundo y la naturaleza, hasta tu condición física.

Las carreras de montaña es la actividad a pie que se desarrolla en senderos y caminos naturales. Se diferencian principalmente tres tipos de carrera o prueba con respecto a sus dificultades: el campo traviesa, con pendientes muy bajas; el trail running (correr por sendero) con pendientes empinadas y con distancias variables; y el Sky running (correr por el cielo) con altitudes de alta montaña y distancias variables.

Este tipo de competencias han tenido mucho éxito actualmente debido a la mezcla de aventura – prueba y la naturaleza, que además viene acompañada de la visita turística y cultural de lugares preciosos, pueblos mágicos y sus espectaculares vistas. Pero hubo un tiempo en que nadie volteaba a ver hacia las montañas, más allá de la práctica del campismo y montañismo.

Durante los años noventa se observó un auge para los corredores mexicanos de asfalto a nivel mundial, en los mejores maratones había presencia. Nombres que aparecían en la lista de elites corriendo a tiempos récord escribieron historia como el impresionante 2:08:30 de Dionisio Cerón el 2 de abril de 1995 ganando el Maratón de Londres, Inglaterra.

Entonces también había carreras de montaña en el mundo, donde los mejores aún hoy son europeos, principalmente españoles como el gran Kilian Jornet. Sin embargo, para entonces el oaxaqueño Ricardo Mejía ya era conocido como “El rey de las montañas” debido a sus momentos épicos protagonizados en competencias del más alto nivel.

Hoy en día

beyond-line-correr-en-las-monatañas

En la actualidad muchas personas se introducen en el mundo de la montaña y en específico en las carreras. Ya sea por distancias cortas o ultra distancia (tema que da para otra reflexión) o por el simple hecho de que la actividad física es imprescindible para una buena salud y la conexión con el entorno.

Aquí mismo en México son un ejemplo las comunidades Raramuri  que son conocidos por sus tradicionales juegos de pelota como el Rarajípari o “carrera de pelota” y la Rowena con aros, por distancias de hasta 200 kilómetros hasta obtener que un ganador llegue a meta o el mítico Ultramaratón de los cañones, en las barrancas del cobre. La esencia del pueblo “de pies ligeros” es correr.

Y es que hay muchas más cosas que definen estas carreras actualmente, son como la metáfora de la vida: a veces las pasas un poco mal, otras te sientes muy bien. Empiezas a conocer tu cuerpo y sus sensaciones, entiendes cuan preciado es, así como la relación con el entorno y que ambos debemos cuidarlos. Terminas con una infinidad de sentimientos en armonía con el medio natural, el cuerpo y la mente.

Lo mejor de correr en la montaña

Es singular la mentalidad de este deporte, se disfruta el proceso que te lleva a meta, porque cada quien corre a su ritmo y con sus motivos. Aunque lleves un dorsal (número de corredor), importa poco llegar primero o el último, la distancia o el tiempo, la razón es que cada quien libra la batalla consigo mismo.

Las carreras de montaña nos regresan al origen, nos transforma en nómadas cazadores.

De cualquier forma el objetivo principal es correr, una acción que es muy natural para el cuerpo y que aporta beneficios a la salud del individuo si se lleva a cabo de la mejor manera. Varios corredores creemos que hay un espíritu del sendero y de la montaña, hay una conexión con lo natural, con tus sentidos, contigo mismo.

Las carreras de montaña nos regresan al origen, nos transforma en nómadas cazadores. Nos devuelven la capacidad de poder moverte a pie entre las montañas y alimentan la necesidad del hombre por el desplazamiento por medio de sus pies, una proeza tan antigua como la propia existencia.

Follow @ Instagram

Síguenos