Beyond Line
Estás leyendo

Guía de alimentación y bienestar así como mitos sobre el COVID-19.

10
coronavirus y nutrición BEYOND LINE INTERLOMAS
Fit my dish, Número 10, The Fit Way

Guía de alimentación y bienestar así como mitos sobre el COVID-19.

La importancia de conocer la realidad sobre los consejos que supuestamente pueden prevenir el COVID-19 y cómo una correcta alimentación y ejercicio es necesaria para personas que sufren otro tipo de padecimientos y los hacen más vulnerables ante este virus.

Hoy día el tema de COVID-19 y todo lo que tenga que ver con el mismo, nos trae ya bastante cansados, pero hay que considerar que probablemente mucha de la información que hemos recibido (y seguimos recibiendo) al respecto puede no haber sido la correcta y es inminente aclararla. En este caso yo me voy a enfocar en la alimentación y algunos otros consejos que leí por ahí en algunos de los tantos medios de comunicación que frecuento.

1. “Los alimentos altos en vitamina C pueden ayudarme a la prevención de COVID-19”.

Falso: Las guías alimentarias de algunos países (España, Canadá, etc.) justo especifican que está comprobado hasta el día de hoy, que no hay alimentos ni suplementos que ayuden en la prevención o en el tratamiento de COVID-19 en personas sanas.

2. “Si mi sistema inmunológico es fuerte es menos probable que me de COVID-19”.

Falso. Esta es muy parecida a la primera pero he escuchado ambas premisas en ocasiones repetidas entonces quise aclarar las dos. Nuestro sistema inmunológico es una estructura compuesta de proteínas que nos protege contra agentes externos patógenos (de enfermedad). El sistema inmunológico puede funcionar o no, no se puede fortalecer, no es un término correctamente utilizado. Y no, el hecho de que esté funcionando correctamente no garantiza que no vayas a padecer COVID-19 nunca.

3. “Si mezclo té de manzanilla con té de yerbabuena y té negro no me va a dar COVID-19” (o cualquier otro té).

Falso. Esta es la misma respuesta que la primera. No existen alimentos que garanticen que no vayas a ser diagnosticado con COVID-19. Sobretodo es importante no creer en que algún alimento por sí solo tiene la capacidad de aliviar o prevenir una enfermedad.

coronavirus y nutrición BEYOND LINE INTERLOMAS

“Te invito a no creer en que algún alimento que por sí solo tiene la capacidad de aliviar o prevenir una enfermedad”

4. “Si hago gárgaras de agua oxigenada, sal, bicarbonato de sodio, limón, etc., todos los días por la mañana, no me va a dar COVID-19”.

Falso. No hay evidencia científica que compruebe que algo de esto pueda prevenirte de contraer COVID-19. Quiero hacer un énfasis especial en el caso de la sal y el bicarbonato. Sobretodo debemos tener cuidado en no ingerirlos puesto que su contenido de sodio por pequeñas porciones es bastante alto y eso podría afectar la presión arterial de las personas que padecen hipertensión.

Así me podría ir con muchos otros mitos que he escuchado y leído por ahí pero tampoco es el caso hacer una lista de 100 suposiciones.

Como nutrióloga, aseguro que no es responsable de mi parte ilusionar a nadie diciéndole que si tiene una determinada alimentación va a prevenir COVID-19. Pienso que lo mejor es aconsejar a las personas en general para que dirijan sus comportamientos a la prevención y tratamiento de las enfermedades crónico degenerativas no transmisibles (ECDNT: hipertensión, enfermedades del corazón, enfermedades hepáticas, renales y diabetes), desde luego por medio de la alimentación porque ese es mi papel.

coronavirus y nutrición BEYOND LINE INTERLOMAS

La relación del COVID-19 con enfermedades crónico degenerativas no transmisibles (ECDNT).

En fuentes confiables como los comunicados del gobierno federal de México y organizaciones internacionales reconocidas, sí se ha reportado que existe una asociación entre la mortalidad por COVID-19 y ECDNT. Lo que se menciona de forma más repetitiva es que si una persona tiene alguna ECDNT y además contrae COVID-19, sus probabilidades de tener desenlaces más complejos, son más altas.

Existen ciertos grupos de personas que sí deben tener cuidados especiales sobretodo en la alimentación y en los que la suplementación (con vitamina D, A, C, omega 3, entre otros) podría ser de bastante ayuda. Aclaro que el tema de la ingesta de suplementos se sugiere solamente en estos grupos y no en personas sanas. Los grupos son: Individuos con desnutrición severa, con síndrome de malabsorción, de la tercera edad, con alguna ECDNT y que acaban de someterse a una cirugía bariátrica (por la malabsorción).

Consejos de alimentación y estilo de vida para personas sanas o con ECDNT.

A continuación te comparto algunos consejos de alimentación y estilo de vida para personas sanas.  Si tienes alguna ECDNT la mayoría de estas indicaciones podrían serte de bastante utilidad, sin embargo te sugiero acudir con un especialista en nutrición para obtener más información. Entre mis recomendaciones profesionales y la recopilación de varios documentos que leí de nutrición y COVID-19, esto es lo que resumí. La bibliografía la encontrarás al final.

1. Aumenta la ingesta de frutas y vegetales, consume al menos 5 raciones. Como mínimo 3 vegetales y 2 frutas.

Ejemplo de cómo consumir frutas: 1 manzana por la mañana, 1 taza de papaya por la tarde.

Ejemplo de cómo consumir vegetales: De 3 a 4 cucharadas de salsa bandera (tomate rojo, cebolla y chile), 1 taza de brócoli para acompañar tu comida y 1 taza de champiñones para acompañar tu cena.

Intenta variar los colores tanto de las frutas como los vegetales: blanco, anaranjado, morado, verde, amarillo, etc.

Esto con la intención de incrementar las dosis y la variedad de micronutrimentos, es decir de vitaminas y minerales y también tu consumo de fibra.

coronavirus y nutrición BEYOND LINE INTERLOMAS

2. Toma de 8 a 10 vasos de agua simple todos los días.

No incluye café, té, ni jugos. La ingesta de agua que necesites va a depender de tu actividad. Si realizaste ejercicio o hiciste alguna otra actividad física como actividades domésticas vas a necesitar más agua que si no hubieras hecho nada.

3. Dale un switch a tu consumo de proteína.

¿Cómo puedo hacer esto? Incrementa tu consumo de alimentos de origen vegetal (AOV) y disminuye los de origen animal (AOA) altos en grasa saturada.

AOV:  Leguminosas (frijoles, lentejas, garbanzos)

AOA: Mantequilla, algunos cortes de carne de res, pollo y puerco, algunos quesos. Aclaro que sólo estoy sugiriendo incrementar AOV y disminuir AOA, no estoy sugiriendo la eliminación de ningún alimento.

4. Haz tu plan de comidas que contemple de 1 a 2 semanas al menos.

Esto es por varias razones: para que puedas hacer una lista de súper más estructurada para que no se te olvide nada, que no compres alimentos de más y al mismo tiempo que no desperdicies comida. También por practicidad para que no estés todo el tiempo metido en la cocina.

5. Prefiere las hierbas de olor que otros sazonadores para hacer tus comidas.

Ya sea en polvo, secas o frescas. Utiliza el ajo, pimienta, orégano, albahaca, perejil, cilantro, laurel y chiles secos. Modera tu consumo de sal refinada y prefiere la sal gruesa.

coronavirus y nutrición BEYOND LINE INTERLOMAS

6. Realiza actividad física.

Está comprobado científicamente que los beneficios de la actividad física son abundantes, te platico algunos:

  • mejora los niveles de glucosa (azúcar), lípidos, colesterol y triglicéridos en la sangre.
  • Fortalece los huesos.
  • Mejora la presión arterial.
  • Mejora la salud mental.
  • Disminuye el riesgo de enfermedades del corazón.

7. Cuida tu salud mental.

Intenta buscar momentos y actividades para relajarte y meditar. No todo es trabajo y tareas domésticas. Si estás acompañado de tu familia, pareja, compañeros de hogar, etc. Intenta crear una red de apoyo con ellos, coman juntos, jueguen, armen rompecabezas, etc.

“El tema de COVID-19 ha pasado a ser un tópico sumamente delicado e incluso sensible. Es de crucial importancia que dejemos de crear mitos alrededor del mismo” 

También debemos comenzar a cuestionarnos un poco más sobre lo que escuchamos y vemos por ahí. Te invito a hacerlo con estas simples preguntas: ¿De dónde habrán obtenido esta información? ¿Su fuente será válida? ¿Será cierto lo que me dijo mi prima(o) o mi amiga(o)?. No es conveniente repetir información sin haber confirmado que sí es confiable. Esto aplica no solamente para cuestiones de alimentación, también en información de otras áreas.

Referencia bibliográfica digital:

Follow @ Instagram