Beyond Line
Estás leyendo

¿Has vivido algún episodio de Bodyshaming?

0
Fit my dish, Número 12, The Fit Way

¿Has vivido algún episodio de Bodyshaming?

Qué es el bodyshaming, la importancia de visibilizarlo y su relación con la nutrición

Debo aclarar en primer lugar que no tengo ninguna especialidad en psicología y tampoco soy experta en este tema, este artículo es meramente de opinión (desde luego con matices de nutrición).

Como nutrióloga quiero exponer mi opinión sobre el tema de Bodyshaming puesto que con mi experiencia profesional y personal he presenciado escenarios en los que esta práctica se ha manifestado y me parece de crucial importancia visibilizarlo.

bodyshaming BEYOND LINE INTERLOMAS

“El bodyshaming es la práctica de avergonzar a una persona por su cuerpo”

¿Qué es el bodyshaming?

Bodyshaming como sus palabras lo indican en inglés (body: cuerpo, shaming: avergonzar) es la práctica de avergonzar a una persona por su cuerpo. Existen muchas formas de llevarlo a cabo y no siempre se hace de manera consciente, también puede ser inconsciente. Es decir que la persona no se percate de lo que está diciendo, actuando y/o predicando. Se puede presentar en forma de crítica o de halago también.

Se puede practicar en contra de otras personas o en uno mismo.

A continuación unos ejemplos:

De forma indirecta (Sin que la persona esté presente) : “¿Ya viste a Juanita que gordita se puso? Seguro es porque el esposo la dejó.” “Lucía ha bajado mucho de peso, ya se ve enferma”…. “Juan ha subido mucho de peso, seguro es porque le ha ido mal económicamente…”

Aunque la persona no se encuentre presente nadie tiene el derecho de hablar del cuerpo de alguien de una forma negativa, esto es discriminación.

bodyshaming BEYOND LINE INTERLOMAS

Una forma directa (Con la persona presente) : “Qué guapo estás, te ves muy delgado…” “Platícame qué estás haciendo para bajar de peso, te ves muy bien…” “Si bajaras de peso te verías muy bien, tienes una cara hermosa…” Nótese que entonces esto para la persona se convierte en un: “Antes no te veías bien o en este momento no te ves tan bien.”

En un@ mism@: “Ya debo de dejar de comer pan, mis pantalones no me quedan y me siento muy gord@.” Esto automáticamente nos hace pensar que tenemos que encajar forzosamente en una talla de ropa y si no es así, nuestra autoestima y confianza corporal disminuyen. Además que el cortar alimentos sin la supervisión de un nutriólogo experto es una conducta de riesgo (este tema lo aclaro más abajo).

Cuando se aplica de forma completamente inconsciente. He aquí un ejemplo. En una ocasión una paciente me platicó que ella estaba enferma (tenía cáncer) y por su tratamiento estaba bajando de peso. Hacía ya bastantes meses que no frecuentaba a su grupo de amistades (algunos de ellos desconocían de su situación). El día que finalmente asistió a un convivio, lo primero que le dijeron cuando la vieron fue “Qué bonita te ves, has bajado mucho de peso.” Ella no contestó nada en el momento pero confirma que el sentimiento que presenció fue terrible.

En forma de halago: “Qué bonita, qué flaquita.”

¿La única forma de ser bonit@ es siendo “flaquit@”?

¿Y por qué yo cómo nutrióloga quiero hablar de este tema?

La tasa de trastornos de la conducta alimenticia (TCA: anorexia, bulimia y trastorno por atracón, entre otros) se ha disparado significativamente en los últimos años (hablaremos de esto más específicamente en otra edición) y precisamente este tema de avergonzar a las personas por su cuerpo genera una disminución en autoestima y por ende en la confianza corporal. Existe una alta probabilidad de desarrollar conductas de riesgo (recorte de tiempos de comidas, eliminación de alimentos, obsesión por conteo de calorías, actividad física en exceso, entre otros) por la constante exposición al bodyshaming y posteriormente (menos probable) un TCA.

“La tasa de trastornos de la conducta alimenticia tales como anorexia, bulimia y trastorno por atracón, entre otros, se ha disparado significativamente en los últimos años”

bodyshaming BEYOND LINE INTERLOMAS

¿Cómo podemos darle un giro a esto?

Dejemos de centrar el éxito de una persona en sus cualidades físicas. Cualquier persona en este momento tiene algo mejor que ofrecer que su cara o su cuerpo. Dejemos de sobrevalorizar la pérdida de peso como lo mejor que puede lograr un ser humano. En cambio resaltemos cualidades abstractas:

“Qué rico cocinas.”

“Qué buen@ herman@/espos@/hij@ eres.”

“Qué apasionad@ eres en tu trabajo.”

“Qué bonitas fotografías tomas.”

“¡Qué padre vibra tienes!”

“Eres una persona divertido/buen amigo/amigable/leal/atento, etc.”

Ojo, no se trata de que ya nunca podremos hacer comentarios positivos sobre el físico de alguien. En la intención está la cuestión. Siempre y cuando sea sincero y no se centre la atención en el físico como lo único importante. Hay que dar prioridad siempre a las demás cualidades.

Además…

Bajo ninguna circunstancia el cuerpo de alguien debe ser un tema de conversación. El cuerpo de cada quién es el cuerpo de cada quién. Cada ser humano es responsable de su cuerpo y nadie tiene la necesidad de escuchar a alguien que le diga comentarios referentes a él y tampoco hacer suposiciones o sugerencias del mismo.

Mi opinión como nutrióloga

Confirmo que la disminución de la confianza corporal provocada por el bodyshaming en ningún momento colaboraría de forma positiva en el tratamiento de un paciente que está intentando cambiar su estilo de vida por uno más saludable. Esta temática puede parecer un poco incómoda pero no temas en traerlo a discusión, el impacto de la difusión del mismo seguramente solo puede aportar cosas positivas. ¡Hagamos del mundo un lugar mejor!

Follow @ Instagram